¡Cómo hemos cambiado…!. “El camionero ácrata”. Opinión

¡Cómo hemos cambiado…!. “El camionero ácrata”. Opinión

cómo, hemos, cambiado, camionero, ácrata,

Aquellos que conocen mi trayectoria profesional saben que llevo muchos años trabajando con contenedores en el puerto de Vigo, concretamente desde el año 2001. Con el pasar de los años, vengo observando hasta qué punto han degenerado nuestras condiciones laborales.

Cuando yo empecé en el puerto, el salario medio era entre unos 1.600/1.700 euros todo incluido. Había empresas que pagaban un poco más y otras un poco menos, pero ninguna bajaba de los 1.500 al mes, la mayoría con su mes de vacaciones. Con el paso de la crisis, a excepción de algunas empresas, la mayoría impusieron la «tarifa plana», es decir, 1.400/1.450 todo incluido y en la mayoría de casos con dos semanas de vacaciones.

Pero claro está, todo en esta vida puede empeorar y con la política de competencia salvaje que han admitido las empresas, donde se quitan los clientes unas a otras a base de tirar los precios de los portes, pues hoy en día hemos llegado a unos salarios que rozan la esclavitud. A día de hoy se están ofreciendo empleos por 1.200 euros, todo incluido y sin vacaciones por parte de algunos empresarios sin escrúpulos que así tiran los precios haciendo competencia desleal a aquellos (que los hay) que siguen manteniendo unos salarios dignos.

Claro está, como las horas de los asalariados salen gratis, pues no se cobran paralizaciones, con lo cual la jornada media suele ser de un mínimo de 12 horas diarias. Eso sin contar las largas esperas en una terminal donde los estibadores hacen lo que les da la real gana, plantando muchas veces el trabajo al mediodía, sin previo aviso, o haciendo unas pausas para el bocadillo donde da tiempo a acabar con un banquete de bodas gallego.

La competencia salvaje ha llegado al extremo de circular con unos sobrepesos bestiales. Mientras antes, este tipo de contenedores se transbordaba parte a un camión pequeño, beneficiando a tres partes: el camión grande, el pequeño, más la empresa encargada del transbordo. Hoy en día se hace lo mismo sin cobrar un euro más y en su mayoría teniendo que hacerse cargo el transportista en caso de sanción, con la consabida coletilla de, si tú no tragas, traga fulanito.

El tema de los precios ya es escandaloso, desde la empresa que paga diferente precio por el mismo viaje, dependiendo de a qué naviera pertenece el contenedor, como si el peso y los kilómetros no fueran los mismos, hasta el que directamente hace los portes perdiendo dinero, porque 80 euros Vigo-Porriño-Vigo con un 20 pies con 27 tm de piedra, es trabajar a pérdidas.

En 19 años he visto como se pasaba de cobrar 470 euros por un Vigo-Ferrol-Vigo a hacer Vigo-Ponferrada-Vigo por 350 o menos. Eso sí, todo esto a costa de los salarios y las condiciones laborales de los chóferes, porque Audis, Mercedes y BMW siguen siendo los coches favoritos de los patronos.

Hasta tal punto ha llegado el tema, que algún pseudo empresario de estos ha llamado a mi jefe a quejarse de que no nos puede pagar tanto porque sus choferes cuando se enteran se revelan. Este es el nivel.

Y yo me pregunto: ¿tan difícil es, en una actividad tan concreta como esta y ya que para los salarios parece que se ponen de acuerdo, ponerse de acuerdo y hacer un frente común frente a las navieras para cobrar unos portes justos y así no tener que explotar a nadie, compitiendo por calidad del servicio, no por precio?

Más artículos de El camionero ácrata

Foto de archivo

 



Source link

No Comments

Post A Comment