El embalaje en la exportación de alimentos y productos farmacéuticos. Fotos

El embalaje en la exportación de alimentos y productos farmacéuticos. Fotos

envases, cartón, térmicos, productos, alimentación, farmacéuticos,

España exporta más productos farmacéuticos de los que importa, esto se aplica también al sector alimentario. Es por ello que la calidad del embalaje industrial y de los aislantes térmicos es fundamental para que los productos no pierdan cualidades ni surja ningún tipo de problema con los cambios de temperatura. 

En 2018 se logró aumentar un 0,7% el volumen de las exportaciones de la industria farmacéutica en España, y para el primer trimestre de 2019 un 4,3% en las exportaciones alimentarias. De las más de 1.000 empresas españolas que se dedican a la exportación de alimentos y productos farmacéuticos, para Embalex es de vital importancia el embalaje que se utilice, ya que para este tipo de transacción involucra grandes volúmenes de mercancía y tanto la forma como su preparación para el trasporte es fundamental. Para reducir los riesgos que puedan surgir, el embalaje debe preservar las condiciones óptimas para que la mercancía llegue en perfecto estado al consumidor final.

Hay que tener en cuenta los agentes exteriores como los cambios de temperaturas que pueden repercutir en el producto y en la conservación del mismo, así como 

daños mecánicos producidos por la vibración continua del transporte y la contaminación por el ambiente (oxidación, daños químicos, etc.). Lo fundamental sería un embalaje preparado estas características, lo primordial sería conservar los productos en un embalaje con aislantes térmicos. Estos lograrán proteger al producto de los posibles cambios de temperatura sin la necesidad de utilizar un contenedor especial. 

Hay de varios tamaños y tipos de embalaje con aislantes isotérmicos y dependerá de las necesidades del producto en cuestión, pero por norma general, los embalajes tienen aislantes térmicos que se adaptan al contenedor o a la caja de manera que protegen y aíslan el interior de los cambios de temperatura exteriores. 

Uno de los usos de los más comunes que se le da a este tipo de embalaje, suele estar enfocado a los productos paletizados como alimentos, farmacia, químicos, vinos, aceites, etc. Embacover suele ser el producto estrella ya que son cajas de cartón preparadas para mantener la curva de temperatura estable, así como la protección de influencias climáticas externas, la funda suele ser de un solo uso y es bastante económica. También hay otro tipo de aislantes térmicos centrados en placas rígidas que suelen ir dentro de los contenedores, este tipo de producto resiste también el agua, humedad, oxígeno y la luz y se fabrican a medida. 

El embalaje con aislante térmico está ganando terreno en los envíos generales, especialmente en productos de alimentación, es por ello que cada vez más se busca una buena empresa que nos proporcione un embalaje que nos asegure el contenido y también que nos ofrezca una sencilla colocación reduciendo los costes al mínimo.

Fotos: Embalex

 



Source link

No Comments

Post A Comment